Investigación

Pérdida de pelo tras COVID

Hasta el 25% de la gente experimentan una pérdida de cabello significativa dentro de los 2 a 3 meses posteriores a la infección con COVID-19. Se llama alopecia telogénica (ET) y pertence a las consecuencias más habituales del COVID persistente.

¿Qué es la caída del cabello telogénica?

La ET implica una pérdida de pelo difusa obvia a los pocos meses de la fuente del agobio sistémico. Puede ocurrir tras el parto, pérdida de peso inmediata, deficiencia de vitaminas, infecciones … Es el pelo que producen los folículos pilosos después de una transición prematura de la fase de crecimiento a la etapa latente de en torno a 3 meses y después un ocaso excesivo.

La ET no debe malinterpretarse con la alopecia por agobio que puede ocurrir en pacientes críticamente enfermos que están postrados en la cama durante largos períodos de tiempo debido al COVID. En este caso, hablamos de una caída del cabello localizada en la zona donde la cabeza descansa sobre la almohada. Este tipo de pérdida de cabello se genera pues los vasos sanguíneos se comprimen, ocasionando isquemia de los tejidos cercanos a los folículos pilosos.

Pérdida de cabello en reposo en pacientes con COVID grave

Se cree que los pacientes con COVID con fiebre alta tienen mucho más posibilidades de desarrollar ET debido a su mayor carga inflamatoria. Esta hipótesis puede ser correcta, pero varias personas han descrito ET en pacientes con COVID suave o aun asintomático.

¿Por qué pasó?

Es comprensible que se intente una reacción del organismo ante una situación de estrés severo, en tal caso se suspenden temporalmente las acciones que considera de relevancia secundaria.

El sistema inmunológico responde a la infección por COVID provocando una enfermedad inflamatoria. Aumentan las citocinas proinflamatorias y reducen las proteínas anticoagulantes, creando microtrombos que por último dañan los folículos pilosos.

La pandemia mundial y la experiencia personal de infección son en sí mismas componentes estresantes que tienen la posibilidad de dañar la salud psicológica y exacerbar la pérdida de cabello telogénica.

Recomendaciones para la caída del pelo durante el tiempo de reposo después de COVID

  1. Ya que la información de ET generada por COVID es similar a la información generada por otras causas, esto se considera razonable, con lo que obviamente el avance y el pronóstico asimismo son afines. Por consiguiente, se espera una restauración completa del pelo entre los 3 y los 18 meses. Por consiguiente, se trata de una caída temporal del pelo.
  2. De cualquier manera, el esencial papel del sistema inmunológico en todo el proceso es evidente, por lo que se recomienda que lo cuides y refuerces su papel en la defensa y recuperación del organismo de infecciones. Si el problema persiste, se recomienda que consulte a un médico en caso de que sea preciso un régimen específico.
  3. Es importante prestar atención a una dieta equilibrada que integre todos y cada uno de los elementos básicos, vitaminas, oligoelementos, etcétera.
  4. Tienes que seguir lavándote y peinando tu pelo como siempre para favorecer la pérdida de cabello muerto y el reemplazo de cabello nuevo.
  5. En la situacion del estrés psicológico y la ansiedad, estos componentes asimismo pueden amplificar los efectos de la caída del cabello y el envejecimiento acelerado La microinmunoterapia puede estar interesada en apoyar el sistema inmunológico y contribuir a regular y estabilizar los factores que cambian debido al estrés.

bibliografía

  1. Rivetti N, Barruscotti S. Manejo de la alopecia telogénica a lo largo de urgencias de COVID-19: implicaciones psicológicas. Tratamiento de enfermedades de la piel. Julio de 2020; 33 (4): y también13648
  2. Olds H, Liu J, Luk K, Lim HW, Özog D, Rambhatla PV. Pérdida de pelo en reposo relacionada con la infección por COVID-19. Régimen de anomalías de la salud de la piel. Marzo de 2021; 34 (2): y también14761
  3. Mieczkowska K, Deutsch A, Borok J, Guzman AK, Fruchter R, Patel P, Wind O, McLellan BN, Mann RE, Halverstam CP. Alopecia telogénica: las secuelas del COVID-19. Gaceta en todo el mundo de dermatología. Enero de 2021; 60 (1): 122-124

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page