Cuerpo

síndrome de Sjogren

Dato importante

  • El síndrome de Sjogren es una enfermedad autoinmune que puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en mujeres mayores. Muchos pacientes presentan el síndrome de Sjogren como una complicación de otra enfermedad autoinmune como la artritis reumatoide o el lupus.
  • El tipo y la intensidad de los síntomas varían, pero muchas personas con la enfermedad de Sjogren pueden llevar una vida normal.
  • La mayoría de los tratamientos para el síndrome de Sjogren se centran en aliviar los síntomas de los ojos secos y la boca seca, así como en la prevención y el tratamiento de complicaciones a largo plazo, como infecciones y enfermedades dentales. El tratamiento generalmente no elimina por completo los síntomas de sequedad.
  • La mayoría de las personas con síndrome de Sjogren permanecen sanas, pero también se han informado algunas complicaciones raras, como un mayor riesgo de linfadenoma (linfoma). Por lo tanto, la atención médica regular y la atención de seguimiento para todos los pacientes es muy importante.

Entre 400.000 y 3,1 millones de adultos tienen síndrome de Sjogren. La enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad, pero los síntomas suelen aparecer entre los 45 y los 55 años. El efecto en las mujeres es diez veces más fuerte que en los hombres. Aproximadamente la mitad de los pacientes también tienen artritis reumatoide u otras enfermedades del tejido conectivo como el lupus.

A principios del siglo XX, el físico sueco Henrik Sjogren describió por primera vez a un grupo de mujeres que padecían artritis crónica con ojos secos y boca seca. Hoy en día, los reumatólogos son más conscientes del síndrome de Sjogren y, lo más importante, pueden asesorar a los pacientes sobre cómo convivir con esta enfermedad.

¿Qué es el síndrome de Sjogren?

El síndrome de Sjogren es una enfermedad inflamatoria que puede afectar a muchas partes diferentes del cuerpo, pero afecta con mayor frecuencia a las glándulas salivales y lagrimales. Los pacientes con esta afección pueden experimentar irritación ocular, aspereza o sensación de ardor. La boca seca (o dificultad para comer alimentos secos) y los ganglios inflamados en la cara y el cuello también son comunes. Algunos pacientes experimentan sequedad en la nariz, garganta, vagina y piel. También son comunes la dificultad para tragar y los síntomas del reflujo gastroesofágico.

El síndrome de Sjogren «primario» ocurre en personas que no tienen reumatismo. El síndrome de Sjogren «secundario» ocurre en personas con otras enfermedades reumáticas, las más comunes de las cuales son el lupus eritematoso sistémico y la artritis reumatoide. A veces se puede confundir con la enfermedad asociada a IGG4 descrita recientemente.

La mayoría de las complicaciones del síndrome de Sjogren son causadas por una disminución de las lágrimas y la saliva. Las personas con ojos secos son más propensas a las infecciones alrededor de los ojos y pueden dañar la córnea. La boca seca puede provocar un aumento de la caries dental, gingivitis (inflamación de las encías) e infecciones fúngicas en la boca (aftas), que pueden provocar dolor y sensación de ardor. Algunos pacientes experimentan dolor e hinchazón de las glándulas salivales de la cara.

Las complicaciones también pueden ocurrir en otras partes del cuerpo. Algunos pacientes, incluso sin artritis reumatoide o lupus, pueden tener dolor y rigidez en las articulaciones con inflamación leve. Una erupción en las manos y los pies con inflamación de los vasos sanguíneos pequeños (vasculitis) e inflamación de los pulmones, el hígado y los riñones es poco común y difícil de diagnosticar. También se han informado entumecimiento, hormigueo o debilidad en algunos pacientes. La glándula parótida se encuentra en el borde de la mandíbula. Algunas personas con síndrome de Sjogren pueden tener hinchazón e inflamación de la glándula parótida.

¿Qué causa el síndrome de Sjogren?

La causa del síndrome de Sjogren no está clara, pero es una enfermedad autoinmune. Las personas con esta afección tienen proteínas anormales en la sangre. Esto sugiere que el sistema inmunológico, que normalmente se usa para proteger al cuerpo del cáncer y las infecciones, está reaccionando a sus propios tejidos. Cuando las glándulas que producen estos fluidos son destruidas por la inflamación, se reduce la secreción de saliva y lágrimas en el síndrome de Sjogren. La investigación ha demostrado que los factores genéticos y las posibles infecciones virales pueden hacer que las personas sean susceptibles a esta enfermedad.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Sjogren?

El diagnóstico dependerá de una combinación de síntomas, examen físico, análisis de sangre y, a veces, pruebas especiales. Los ojos y la boca secos pueden ser signos tempranos de esta afección, pero aún quedan por hacer investigaciones, ya que estos síntomas pueden ser causados ​​por muchas otras enfermedades o medicamentos. Se puede determinar una producción reducida de saliva o lágrimas mediante pruebas especiales. Los exámenes de la vista pueden ayudar a identificar cambios en los ojos del síndrome de Sjogren. Los análisis de sangre pueden mostrar la presencia de anticuerpos típicos de la enfermedad (proteínas producidas por el sistema inmunológico que ayudan a eliminar a los invasores). Los anticuerpos típicos incluyen anticuerpos antinucleares (ANA), anticuerpos anti-SSA y SSB, o factor reumatoide, pero estos anticuerpos no siempre están presentes. También se puede utilizar una biopsia de las glándulas salivales debajo de la cara o del labio interno para el diagnóstico.

¿Cómo se trata el síndrome de Sjogren?

El tratamiento tiene como objetivo minimizar los síntomas más incómodos. Los ojos secos a menudo responden a las lágrimas artificiales que se usan regularmente durante el día o a los geles que se usan por la noche. En casos más graves, se pueden tomar otras medidas, como bloquear o bloquear el conducto lagrimal. Las gotas para los ojos se pueden usar para reducir la inflamación en las glándulas alrededor de los ojos, como: B. Ciclosporina. (restaurar)Incrementar la producción de lágrimas. Beber agua, masticar chicle o un sustituto de la saliva puede ayudar a aliviar la boca seca. Algunos pacientes se benefician de medicamentos recetados que imitan el flujo salival, como la pilocarpina. (Saladino) Cevimelina (Evosak)Si el paciente tiene una infección por hongos, se puede usar una terapia antimicótica. Usar una crema hidratante y enjuagarse la nariz con solución salina puede ayudar a aliviar la sequedad de la nariz. Los medicamentos que reducen el ácido del estómago (como los inhibidores de la bomba de protones y los bloqueadores H2) pueden aliviar los síntomas del reflujo ácido. Existen algunos tratamientos que pueden ayudar a aliviar la sequedad, pero por lo general duran hasta cierto punto.

Todos los pacientes deben recibir atención dental regular para evitar la caries y la pérdida de dientes debido a las complicaciones del síndrome de Sjogren. Las personas con ojos secos deben consultar a un oftalmólogo (médico de los ojos) con regularidad para detectar signos de daño corneal. Los pacientes con enrojecimiento excesivo y dolor ocular deben ser evaluados en busca de infección.

Hidroxicloroquina (Praknell)Un medicamento antipalúdico utilizado para tratar el lupus y la artritis reumatoide puede ayudar a algunos pacientes con síndrome de Sjogren al reducir el dolor articular y las erupciones que experimentan algunos pacientes. Los pacientes con síntomas sistémicos raros como fiebre, erupción cutánea, dolor abdominal o problemas renales o pulmonares pueden necesitar tratamiento con prednisona (Deltazone, etc.) o inmunosupresores (como metotrexato). (Reumatismo), Azatioprina (Imuran), Micofenolato de mofetilo (Teléfono móvil) Ciclofosfamida (Citotoxina)Los investigadores también están evaluando el rituximab. (Rituximab) Y otras terapias biológicas para tratar la enfermedad de Sjogren, que afecta a todo el cuerpo.

El síndrome de Sjogren afecta más su salud

La gran mayoría de los pacientes con síndrome de Sjogren llevan una vida sana sin complicaciones graves. Los pacientes deben ser conscientes de que, a largo plazo, tienen un mayor riesgo de infecciones alrededor de los ojos y alrededor de los ojos, así como un mayor riesgo de problemas dentales debido a una disminución en la cantidad de lágrimas y saliva.

En casos raros, los pacientes pueden experimentar complicaciones asociadas con la inflamación de otros sistemas corporales, como:

  • Dolor articular y muscular por fatiga.
  • Problemas pulmonares similares a la neumonía
  • Resultados anormales de las pruebas de función renal y hepática
  • Erupciones relacionadas con inflamación de los vasos sanguíneos pequeños
  • Problemas nerviosos que causan debilidad y entumecimiento.

En una pequeña cantidad de personas, el síndrome de Sjogren puede estar asociado con linfadenocarcinoma-linfoma.

Sufres del síndrome de Sjogren

No existe cura para el síndrome de Sjogren, pero en muchos casos, el tratamiento adecuado puede ayudar a aliviar los síntomas. Los reumatólogos son expertos en trastornos musculoesqueléticos y pueden recibir formación para realizar un diagnóstico adecuado. También pueden asesorar a los pacientes sobre las mejores opciones de tratamiento disponibles.

Las personas con síndrome de Sjogren pueden llevar una vida normal con pocos ajustes. Muchos pacientes deben prestar total atención a la sequedad de la boca y los ojos al realizar el diagnóstico, pero estos síntomas desaparecerán con el tiempo. El dolor o el enrojecimiento de los ojos deben investigarse de inmediato, ya que esto podría indicar una infección. Para reducir el riesgo de caries y otros problemas dentales, los pacientes deben mantener una higiene bucal adecuada y un cuidado dental regular.

Los pacientes deben consultar a su médico con regularidad para realizarse exámenes físicos generales. También debe estar muy atento si hay una inflamación anormal de las glándulas alrededor de la cara o el cuello, las axilas o la ingle, ya que esto podría ser un signo de linfoma.

Revisado por el Dr. Ali Duarte en marzo de 2019 y revisado por el Comité de Marketing y Comunicaciones de la Academia Estadounidense de Reumatología.

Esta hoja de datos del paciente es solo para información general. Para obtener asesoramiento médico profesional, diagnóstico y tratamiento de cualquier enfermedad o afección, comuníquese con un proveedor de atención médica calificado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba