Patologías

Síndrome de pospoliomielitis | Patologias.me

¿Qué es?

El síndrome pospoliomielítico o síndrome pospoliomielítico (SPP) es una enfermedad que afecta a las personas que tuvieron poliomielitis hace muchos años y que se han recuperado de una infección aguda inicial.

En el síndrome pospoliomielítico, los músculos que anteriormente fueron afectados por la poliomielitis y los músculos que nunca antes habían tenido tal debilidad tendrán una nueva debilidad.

causa principal

La razón es que el síndrome pospoliomielítico no está claro. La debilidad emergente parece estar relacionada con la degeneración de las terminaciones nerviosas en las unidades motoras que permanecen funcionales después de la enfermedad inicial. Las unidades motoras están formadas por células nerviosas (o neuronas) y fibras musculares que activan las neuronas. Durante la infección inicial con el poliovirus, se ven afectadas neuronas especiales en el tronco encefálico y el asta anterior de la médula espinal, por lo que las fibras musculares sin función de inervación están en buenas condiciones, paralizadas y debilitadas. Para compensar esta pérdida de algunas neuronas, otras neuronas sanas que sobrevivieron a la infección viral inicial multiplican sus extremos para conectar también fibras musculares que no están inervadas. La expansión de las unidades motoras sanas y el suministro de las unidades motoras enfermas conduce a una restauración parcial del movimiento. La investigación ha demostrado que estas grandes unidades motoras que compensan los efectos de la infección por polio no han satisfecho la necesidad de mantener el metabolismo celular normal después de años de exceso de trabajo, lo que resulta en estrés y daño celular. empeorar. Ciertas fibras pueden restaurar la función nerviosa, pero eventualmente aparecen disfunción nerviosa y debilidad constante.

Síndrome pospoliomielítico: síntomas

Los síntomas del síndrome pospoliomielítico incluyen debilidad muscular que se desarrolla lentamente, fatiga muscular y general inusual y atrofia muscular. Son frecuentes la degeneración y el dolor articular, así como las deformidades óseas y la escoliosis (deformación lateral de la curvatura de la columna). Algunos pacientes solo presentan síntomas leves. Este síndrome rara vez pone en peligro la vida, pero cuando la debilidad muscular afecta los músculos respiratorios, dificulta el intercambio normal de gases para respirar. A veces, los músculos débiles para tragar pueden hacer que la comida se aspire hacia los pulmones, provocando asfixia o neumonía por aspiración. El desarrollo del síndrome pospoliomielítico se puede predecir en función de la debilidad y la discapacidad después de un brote y de infecciones de poliomielitis previas. Por ejemplo, los pacientes con síntomas leves de poliomielitis tienen más probabilidades de tener o no tener síntomas leves del síndrome pospoliomielítico. Aunque las personas que inicialmente tenían una infección por poliovirus muy grave y se recuperaron tienen más probabilidades de desarrollar un síndrome pospoliomielítico más grave, con más pérdida de la función muscular y más fatiga.

Síndrome pospoliomielítico: diagnóstico

El diagnóstico del síndrome pospoliomielítico se basa en un historial médico detallado y un examen físico, incluido un examen neuromuscular completo. También deben excluirse otros tipos de trastornos neurológicos que causan síntomas similares. Existen muchos criterios de diagnóstico para el síndrome pospoliomielítico:

  • Esto está respaldado por una poliomielitis paralítica previa y signos de pérdida de neuronas motoras, antecedentes de parálisis aguda, un examen neuromuscular que muestra signos de debilidad residual y atrofia muscular y electromiografía que muestra signos de daño nervioso.
  • Después de la poliomielitis paralítica aguda, la función motora parcial o total se restaura dentro de un cierto período de tiempo y la actividad neuromuscular permanece estable durante un largo período de tiempo, por ejemplo, 15 años o más.
  • La debilidad muscular nueva, progresiva y persistente o la fatiga muscular anormal se producen gradualmente, incluida la disminución de la resistencia, con o sin fatiga general, atrofia muscular o dolor muscular y articular. A veces, esta convulsión puede ocurrir después de una lesión, cirugía o período de inactividad, o de forma espontánea.
  • Estos nuevos síntomas durarán al menos un año.
  • Las pruebas de diagnóstico descartaron otras enfermedades.

Síndrome pospoliomielítico: tratamiento

No existe un tratamiento definitivo para el síndrome pospoliomielítico. Los síntomas como el dolor generalmente se tratan con medicamentos antiinflamatorios. Sin embargo, muchos estudios han demostrado que una serie de ejercicios que no provocan fatiga física pueden mejorar la fuerza muscular. También se están realizando investigaciones experimentales para encontrar medicamentos que puedan reducir la fatiga, el dolor, la fuerza muscular y la calidad de vida del paciente. Otros estudios han demostrado que en el futuro, los factores de crecimiento se pueden usar para tratar las neuronas que pueden reconectarse con las fibras musculares afectadas. Otra parte importante del tratamiento es aprender a vivir con la enfermedad. Hacer frente a situaciones nuevas y los cambios de estilo de vida asociados requiere asesoramiento y apoyo a nivel individual, familiar o grupal. Por lo general, requiere ayuda psicológica profesional para controlar el dolor asociado con el manejo de los síntomas que desencadenan recuerdos negativos de infecciones pasadas.

Síndrome pospoliomielítico: prevención

La prevención del síndrome pospoliomielítico aún no está bien definida, ya que no se han encontrado medidas o tratamientos para prevenir la destrucción progresiva de las neuronas supervivientes de infecciones previas de poliomielitis. En cualquier caso, algunas sugerencias pueden ayudar a mejorar la calidad de vida:

  • Duerma y descanse lo suficiente
  • Siga una dieta equilibrada y evite las comidas copiosas.
  • Evite hábitos poco saludables o tóxicos: tabaco, consumo de alcohol.
  • Siga un plan de entrenamiento personalizado bajo la supervisión de un fisioterapeuta.
¿Es interesante para ti? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba