Más

Métodos efectivos para aumentar el colesterol bueno de las lipoproteínas de alta densidad

Ese colesterol Ese sustancia Importante para varios Proceso metabólico Organismos: exceso de esta sustancia y su acumulación en el organismo Vaso sanguíneo, Marcará la diferencia Enfermedades cardiovasculares

En este sentido, para comprender el comportamiento de esta sustancia en el organismo, es necesario comprender los dos principales colesterol y sus principales funciones.

Por un lado, encontramos el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL), también conocido como colesterol «malo». Esta sustancia a veces se acumula en los vasos sanguíneos e interrumpe el flujo sanguíneo normal.

Por otro lado, tenemos el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL), comúnmente conocido como colesterol «bueno». Esta sustancia es responsable de recolectar el colesterol en la sangre y llevarlo al hígado, donde se descompone y excreta.

Por lo tanto, cuando los niveles de LDL son altos y los niveles de HDL bajos, aumentan los riesgos cardiovasculares y los problemas de salud. En estas situaciones, su médico generalmente se concentrará primero en recetar medicamentos para reducir su colesterol malo.

Cómo elevar un buen nivel de colesterol

La lipoproteína de alta densidad se conoce como colesterol bueno porque ayuda a eliminar otros niveles de colesterol en los vasos sanguíneos que pueden ser perjudiciales para la salud. Teniendo esto en cuenta, los niveles altos de HDL están relacionados con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

colesterol

De ‘Clínica MayoSe ha advertido a las personas con síndrome metabólico que tienen niveles de colesterol HDL mucho más bajos. Es decir, cualquier enfermedad asociada con hipertensión arterial, obesidad o niveles elevados de azúcar en sangre.

Por lo tanto, el ejercicio regular es uno de los factores más importantes para aumentar el colesterol bueno y reducir el colesterol LDL. Además, el ejercicio es otro hábito que puede ayudarlo a perder peso.

Por lo tanto, la actividad física reduce los niveles de triglicéridos en el cuerpo y aumenta las lipoproteínas de alta densidad. Hacer ejercicio a intensidad moderada dos o tres veces por semana ya es beneficioso para este estado de salud.

Relevancia de la dieta

Por otro lado, la dieta juega un papel muy importante en el aumento del colesterol bueno y la reducción del colesterol malo. Para ello, es fácil establecer una dieta específica para lograr este objetivo.

Por lo tanto, los nutricionistas recomiendan reducir la ingesta de grasas trans, ya que ayudan a aumentar las lipoproteínas de baja densidad y a reducir las lipoproteínas de alta densidad.

Asimismo, debemos limitar nuestra dieta a carnes rojas, embutidos y frituras elaboradas a partir de lácteos integrales, margarina y grasas saturadas.

Por otro lado, fumar es malo para la salud y también para el colesterol bueno. Fumar reduce los niveles de lipoproteínas de alta densidad y aumenta los niveles de colesterol y los triglicéridos de lipoproteínas de baja densidad en la sangre.

Además, también es importante limitar el consumo de alcohol, ya que estas bebidas se han relacionado con niveles más altos de colesterol HDL.

Por último, hay que tener en cuenta que la ingesta de determinados fármacos puede incrementar las lipoproteínas de baja densidad y disminuir las lipoproteínas de alta densidad. En este caso, siempre es recomendable consultar a un médico antes de iniciar el tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
You cannot copy content of this page