Enfermedades

Lupus | Patologias.me

¿Qué es?

El lupus es una enfermedad que puede afectar cualquier órgano o sistema, como músculos, articulaciones, piel, riñones, corazón, cerebro y casi cualquier otro órgano. Esta enfermedad ocurre cuando las células del sistema inmunológico atacan las propias células del cuerpo, causando inflamación o daño tisular. El lupus produce anticuerpos que sobreestimulan los linfocitos B (células que producen anticuerpos).

La patología afecta principalmente a mujeres en edad fértil entre los 20 y los 40 años, pero hay casos en ancianos y niños, y según los datos, alrededor de 40.000 personas padecen actualmente la enfermedad en España. Academia Española de Reumatología

Hay muchos tipos:

  • Lupus eritematoso sistémico (LES): Afecta a muchas partes del cuerpo.
  • Lupus discoide (LED): Provoca una erupción persistente.
  • Lupus eritematoso cutáneo subagudo: Provoca úlceras en partes del cuerpo expuestas al sol.
  • Lupus secundario: Causado por el uso de ciertos medicamentos.
  • Lupus recién nacido: Ésta es una forma poco común de lupus que puede afectar a los bebés recién nacidos.

causa principal

La causa del lupus no está clara. Sin embargo, por tratarse de una enfermedad autoinmune, diversos factores o condiciones pueden ser la causa de la enfermedad, como cambios en el sistema inmunológico, que se encargan de proteger al organismo de posibles infecciones. También se tienen en cuenta otros factores que pueden provocar esta patología, como la exposición al sol o el uso de determinados medicamentos. Debido a que la enfermedad se presenta principalmente en mujeres, las hormonas femeninas, en particular el estrógeno, se han identificado como una posible causa de lupus. Las píldoras anticonceptivas pueden acelerar la aparición de enfermedades en las mujeres durante el trabajo de parto.

Lupus: prevención

Aunque no existen medidas preventivas específicas para prevenir el lupus, como: Llevar un estilo de vida saludable, como las vacunas, puede ayudar a prevenir que la enfermedad se desarrolle o controlar sus síntomas en el lupus. El ejercicio regular previene la debilidad y la fatiga de ciertos músculos. Se recomienda evitar malos hábitos como el tabaco y el alcohol. Unirse a un grupo de apoyo o reunirse con familiares, amigos o médicos puede ayudar a reducir los efectos del estrés en las personas con lupus.

Lupus: síntomas

El lupus es una enfermedad que afecta a múltiples órganos. Pueden aparecer síntomas generales como pérdida de peso inexplicable, fiebre persistente no relacionada con una infección, cansancio o cambios en la temperatura corporal. Los síntomas articulares y musculares más comunes son dolor e inflamación de las articulaciones en las manos, muñecas, codos, rodillas y pies. Otros síntomas pueden incluir síntomas hematológicos como disminución del número de tipos de células sanguíneas o anemia en el cuerpo. Por otro lado, los síntomas del sistema digestivo son menos comunes, pero pueden ocurrir vómitos, diarrea, problemas hepáticos o peritonitis. Los síntomas que son graves y variados se denominan síntomas neurológicos porque las personas con lupus pueden tener trastornos mentales, dolores de cabeza o trastornos neurológicos que se manifiestan como dolor de cabeza, hiperactividad o depresión. Los riñones tienen síntomas como nefritis, que evita que los riñones eliminen por completo los desechos del cuerpo y hace que se acumulen en la sangre. Los síntomas de la piel como enrojecimiento de la cara y erupción («eritema en alas de mariposa») o síntomas cardíacos y pulmonares también pueden ocurrir porque el pericardio que cubre el corazón está cubierto por esta enfermedad y esto también puede causar inflamación pleural. La pleura está alineada, la película está en los pulmones. Esto puede provocar otras afecciones, como pericarditis y pleuresía.

Lupus: tratamiento

El tratamiento para el lupus depende del órgano afectado, pero los corticosteroides se consideran el tratamiento principal porque todos los pacientes, independientemente del órgano afectado, necesitarán este fármaco. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) generalmente se usan para tratar síntomas leves como artritis o síntomas dermatológicos y se administran con corticosteroides. Sin embargo, si el órgano dañado es el corazón, los pulmones, los riñones o el sistema nervioso central, debe tratarse de manera más agresiva con dosis muy altas de corticosteroides y otras terapias complementarias. Una dieta sana y equilibrada y una exposición solar controlada son las pautas más habituales para prevenir o aliviar los efectos del tratamiento.

Lupus: diagnóstico

Como ocurre con otros tipos de patología reumática, actualmente no existen pruebas de diagnóstico efectivas para el lupus. Por lo tanto, el diagnóstico se basará principalmente en los síntomas del paciente, las pruebas realizadas o ciertos hallazgos médicos. En ausencia de un diagnóstico específico de lupus, el médico generalmente revisará el historial médico del paciente, realizará un examen físico completo, un análisis de sangre o una biopsia de la piel y los riñones.

¿Es interesante para ti? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba