Enfermedades

Absceso de próstata: descubra un nuevo tratamiento

¿Qué es?

El absceso de próstata es una condición poco común Infección local de la próstata. El pus se acumula en la cavidad de la propia glándula. Por otras razones, puede verse como una complicación de la infección de próstata.

En la actualidad, los abscesos de próstata son raros y representan solo el 0,5% de las enfermedades de la próstata.

Comorbilidad

Existen otras afecciones asociadas con un absceso de próstata, ya que también afectan a la próstata. En nuestro canal y en reportajes encontrarás la información más actual sobre enfermedades de la próstata.

causa principal

Un absceso prostático puede ser causado por la progresión lenta de una infección del tracto urinario, que puede coexistir con factores predisponentes como diabetes, catéteres o procedimientos previos, hiperplasia prostática benigna o inmunosupresión. El inicio de un absceso prostático suele ser uno o más pequeños abscesos indetectables que convergen y eventualmente forman un gran absceso. Suelen ubicarse en la parte periférica de la próstata.

Absceso de próstata: síntomas

Los síntomas del absceso prostático varían, pero los síntomas más comunes son fiebre, dolor local y sepsis. Además, una persona puede tener síndrome de irritación del tracto urinario, es decir, cuando la micción le causa malestar, hay un deseo de orinar muchas veces, y luego inmediatamente una necesidad de orinar nuevamente (con frecuencia y urgencia), el flujo de orina es bajo en algunos casos. casos, un caso de retención urinaria aguda. Los síntomas como hematuria (sangre en la orina), dolor pélvico o secreción anormal de la uretra son menos comunes.

Absceso de próstata: diagnóstico

Diagnosticar un absceso de próstata no siempre es fácil y debe sospecharse con base en el historial médico y el testimonio del paciente. Se requerirá un examen rectal durante el examen físico y es posible que sienta que parte de la próstata tiene una sensación de balanceo, es decir, inestable, como un «flan». Otras pruebas adicionales incluyen análisis de sangre, urocultivo (urocultivo) y ecografía transrectal de la próstata que muestran la forma de un absceso o cavidad en la glándula. Si tiene alguna duda sobre el diagnóstico, puede solicitar una tomografía axial computarizada o una resonancia magnética.

Absceso de próstata: tratamiento

El tratamiento de un absceso de próstata tiene dos pilares: antibióticos y cirugía. Los regímenes de antibióticos varían, pero generalmente comienzan con un único antibiótico o una combinación de varios antibióticos por vía intravenosa y continúan con antibióticos orales después de la fase aguda de la enfermedad. Los abscesos más grandes requieren drenaje quirúrgico, generalmente por vía percutánea (a través de una punción en la piel) bajo guía ecográfica y con anestesia local. Si esta cirugía no es posible, puede cambiar a la clásica técnica quirúrgica abierta para drenar el pus acumulado.

Absceso de próstata: prevención

La prevención del absceso prostático se basa en la prevención o el tratamiento de infecciones del tracto urinario en el tratamiento de afecciones médicas sensibles.

¿Es interesante para ti? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba